Tienes tiempo

A veces, cuando no he podido finalizar una tarea antes de la fecha planificada, utilizo una excusa que seguramente te suena familiar: “no he tenido tiempo”.

Obviamente, no es verdad. He tenido mucho tiempo para finalizar esta tarea, porque cada día tiene 24 horas. No obstante he decidido—aunque seguramente de forma inconsciente—utilizar mi tiempo en otras actividades.

Todos los días tomamos este tipo de decisiones: siempre cuando decides hacer una tarea, también decides no hacer un montón de otras cosas. Por ejemplo:

  • No tienes tiempo para una noche romántica con tu pareja, pero sí para ver la televisión cada noche;
  • No tienes tiempo para finalizar el proyecto a la hora, pero sí para una comida extensa de mediodía con tus colaboradores;
  • No tienes tiempo para ir al gimnasio, pero sí para comentar el fin de semana con tus compañeros durante la primera hora del lunes;
  • No tienes tiempo para ver la actividad de tu hijo, porque pasas tus días en reuniones largas—y muchas veces innecesarias;
  • No tienes tiempo para escribir tu libro, pero sí para navegar por internet durante varias horas cada semana;
  • No tienes tiempo para empezar tu propio negocio o para estudiar, pero sí para salir de fiesta cada fin de semana;

¿Qué eliges hacer?

¿Cuáles son las cosas que eliges hacer en lugar de las tareas que deberías hacer?

Imagen Elegir cortesía de Shutterstock

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.