GTD: un camino de transformación

Getting Things Done es un método fácil en el sentido que todos podemos entender el flujo de trabajo y los niveles de perspectiva.

Si alguien dice que GTD es difícil, casi siempre habla de la implementación de los hábitos productivos. Reemplazar estos hábitos que has usado durante muchos años sí es difícil, como nos explica David Sánchez:

lo ideal como holgazanes naturales que somos, sería que existiese una pastilla azul que al tomarla nos cambiase y transformase en personas eficaces  preparadas para afrontar los retos de nuestra época. Pero GTD no es esa pastilla azul (ni creo que exista), y nos obliga a esforzarnos, cambiar y responsabilizarnos. Cambiar los hábitos es difícil

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.