5 pautas para dormir mejor

El mes pasado fui a un concierto en Barcelona. Me lo pasé muy bien, pero no llegué a casa hasta la una y media de la madrugada. El día después me levanté a la hora habitual—las 7—para empezar otro día productivo. Tenía planificado crear un nuevo artículo para El Canasto pero no conseguí escribir absolutamente nada durante media hora. Tenía que cambiar mis planes… Cogí mi lista de tareas Zombi y dediqué el resto de la mañana a tareas administrativas sencillas.

Seguramente no soy el único quien ha tenido esta experiencia. ¿A ti también lo ha pasado? Entonces sabes que si no duermes lo suficiente, tendrás menos energía, menos capacidad de concentrarte y menos creatividad. Tu estado físico tiene una gran efecto en la calidad de tu trabajo.

Dormir bien es importante

Aunque desde hace muchos años soy consciente de los beneficios de dormir ocho horas al día, no siempre lo consigo. Es uno de mis puntos débiles en cuanto a los hábitos productivos. La razón es que mi fuerza de voluntad está muy baja al final de un día con mucho trabajo. Entonces es fácil caer en la tentación de quedarme al sofá mirando un poco más la televisión.

Cómo dormir mejor

He estado estudiando un poco el tema de dormir bien y he encontrado estos cinco consejos para mejorar la calidad del descanso.

1. Mantén el ritmo

No se puede recuperar durmiendo más horas al fin de semana. Tu cerebro necesita suficiente tiempo para poder regenerarse. Si no duermes las horas necesarias, nunca repararás los daños hechos.

Lo mejor es mantener el mismo horario durante los siete días de la semana. De este manera descansas mejor y además notarás que tu cuerpo se adapta mejor al ritmo. Es probable que ya no necesitarás un despertador.

2. Los últimos 30 minutos sin pantalla

Si quieres dormir mejor, deja de mirar la televisión, el ordenador, la tablet o tu móvil al menos media hora antes de acostarte. Las pantallas de estos dispositivos emitan luz en tonos azules, lo tu cerebro identifica como luz de día. Es mejor dedicar los últimos minutos del día leyendo un libro o escribiendo—¡en papel!—para preparar tu mente.

3. Haz un vacío mental

Cuando estás preocupado sobre algún tema, resulta difícil coger el sueño. Los seguidores de GTD ya conocen la solución: sacar tus preocupaciones de tu cabeza. Antes de ir a dormir, apunta todo lo que te ocurre en una hoja de papel: tareas pendientes, ideas que has tenido, reacciones emocionales, cosas que te gustaría hacer algún día, inquietudes, etc.

Como tienes un buen flujo de trabajo, tu mente sabe que mañana procesarás estas notas para luego tomar acción y se queda tranquila.

4. Ten algo a mano para tomar notas

Personalmente, nunca me despierto por la noche, pero si eres de estas personas que suelen tener sus ideas más brillantes a las dos de la madrugada, asegúrate de tener algo a mano para registrar esta idea. No hay nada más improductivo que perder una buena idea.

5. La oscuridad es tu amigo

Cuanto más oscuro es tu habitación, mejor será la calidad de tu descanso. Baja las persianas completamente, cierre las cortinas e elimina todos los dispositivos electrónicos. Si necesitas un despertador, mejor elegir uno sin pantalla iluminada.

Buenas noches

Como he indicado arriba, quiero mejorar mis hábitos a la hora de dormir. He compartido las cinco consejos más interesantes que he encontrado en la literatura. ¿Cuál es tu consejo para dormir mejor? ¿Duermes suficiente? ¡Compártalo en los comentarios!

Imagen Dormir cortesía de Shutterstock

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.