Elaborar tu propio flujo de trabajo, ¿sí o no?

Javier Lianes habla de un tema que he sentido muchas veces:

En la red tenemos decenas de métodos de productividad pensados a conciencia para poder llevar un buen flujo de trabajo y gestionar nuestras tareas como; GTD (Gettings Things Done), ZTD (Zen To Done) o Autofocus. Cada cual con sus pros y sus contras, y en mi opinión, no aptos, o mejor dicho, no recomendados para todos los públicos puesto que al final, nuestra situación personal y profesional va a marcar siempre ciertas peculiaridades que van a ser mejor tratar a nuestra manera; sin cortapisas. Y con esto no digo que estos métodos no valgan, todo lo contrario. Puede que alguno de los métodos antes citados encajen perfectamente con nuestras necesidades o puede que seamos nosotros los que moldeemos uno de estos sistemas en base a nuestras necesidades.

Estoy de acuerdo con Javier que no existe ningún método que es perfecto para todas las personas y que siempre da resultados. Pero estoy convencido de que hay métodos que son muy usables para al menos 90% de la gente.

La principal razón para intentar de reinventar la rueda de productividad personal es, en muchos casos, una falta de comprensión del método y atajos durante la implementación del método. Yo creo que vale más la pena esforzarte implementar un sistema completa que diseñar un sistema Frankenstein.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.