¿Más notificaciones?, no gracias

Meses antes de instalar Mountain Lion en mi Mac sabía cuál iba a ser una de mis primeras tareas: deshabilitar el centro de notificaciones. Porque no me gusta vivir en un mundo de notificaciones, alertas, popups, sonidos y mensajitos donde cada vez es más difícil estar concentrado en una tarea o disfrutar de una cerveza.

No podría estar más de acuerdo con Berto. Yo también tengo todas las notificaciones apagadas. La única notificación en mi iPhone es para llamadas entrantes. Mi atención es mi recurso más escaso y no quiero malgastarlo en impulsos externos.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.