El sombrero de pensar

La mayoría de las interrupciones son evitables o al menos se pueden posponer y por ello después de darle muchas vueltas al tema y probar diferentes metodologías, hemos optado por una nueva metodología muy simple y muy visual: la del Sombrero de pensar. Cuando necesitas concetración extra y estás en modo ‘no-molestar’ tienes que ponerte un sombrero.

¿No sería mejor hacerlo al revés? La regla debería ser que no se puede interrumpir.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.