GTD: No te quedes a medias

Como puedes ver, lo verdaderamente interesante de organizarnos viene después de tomar el control de nuestra vida: actuar con una dirección en mente. Ningún método —salvo GTD— proporciona las herramientas para conseguirlo.

Mucha gente se queda con la fase del control, aplicando el flujo de trabajo, pero hay más en GTD. Si realmente quieres ser productivo, tendrás que definir los niveles más altos de tu vida: áreas de responsabilidad, objetivos a corto plazo, visión a largo plazo y propósito.

Por cierto, no es verdad que Getting Thing Done es el único método que proporciona perspectiva. En contrario, hay muchos métodos que casi sólo hablan de objetivos, como por ejemplo Stephen Covey. El factor diferenciador es que GTD empieza desde abajo.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.