Contagiar la no-interrupción en el equipo

Creo sinceramente que la mayoría de las oficinas no están hechos para colaborar, sino para interrumpir. Además, la mayoría de las empresas no tienen ningún protocolo de comunicación interno: ¿qué medio de comunicación hay que usar para cada mensaje?

Siempre es arriesgado generalizar pero en este asunto carecemos de sensibilidad. Nos importa un bledo interrumpir al otro. Nos da igual su concentración, su ritmo de trabajo, su proceso creativo, si tiene mucha carga de trabajo, si está en medio de una tarea Clave… lo nuestro siempre es más importante que lo del otro.

No creo que el problema es la falta de sensibilidad. Desde mi punto de vista el problema es que simplemente no sabemos hacerlo mejor.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.