Sé honesto en tus listas

Tengo una tarea para ti. Esta semana debes buscar un momento para sentarte con tus listas. Da igual si tienes solo una lista de tareas o si sigues GTD y tienes tus tareas divididas en varias listas de acciones por contexto.

Ahora, lo que te pido es que repases todas las tareas, una por una, y que contestes esta pregunta para cada tarea:

¿Realmente voy a hacerlo?

Sé honesto contigo mismo. ¿Estás seguro que esta tarea no es simplemente un deseo? ¿Realmente vas a intentar aprender chino? ¿De verdad crees que algún día vas a hacer este viaje a Australia? Si es algo que teóricamente suena bien, pero si piensas un poquito más sabes que nunca pasará, debes eliminar la tarea de tu lista.

Incluso la lista de ‘Algún día/quizás’ no está hecha para este tipo de deseos, sino la llamaríamos ‘Algún día/Nunca’, ¿verdad?

Para mi, las tareas en mis listas son compromisos: compromisos con clientes, compromisos con mi familia y compromisos conmigo mismo. Al añadir una tarea a mi lista me comprometo a finalizarla lo antes posible.

Es importante ser honesto con uno mismo y con las intenciones. Si hay una tarea que ya hace mucho tiempo que está en tu lista de tareas, pero nunca la haces, es posible que esta tarea simplemente no pertenezca a la lista.

Imagen Lista cortesía de Shutterstock

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.