Mejora la concentración dirigiendo tu atención

Estar concentrado es fantástico. Puedes dirigir toda tu energía a la solución de un problema, a escribir un texto o a finalizar una lista de tareas. ¿Pero cómo puedes concentrarte?

¿Qué tiene tu atención?

Hace unos meses escribí un artículo sobre cómo evitar distracciones para poder concentrarte. Pero a veces las interrupciones no vienen de fuera. Aunque estás en un despacho vacío con el ordenador y el teléfono apagado y una hoja en blanco delante, puede ser que no te puedes concentrar para escribir.

¿Qué es la concentración?

Concentrarse es Reunir en un centro o punto lo que estaba separado y Atender o reflexionar profundamente (RAE). En este caso hablamos de concentrar tu atención. Si toda tu atención está concentrada en solo una tarea estás trabajando con concentración.

Atención: para que se aplique especial cuidado a lo que se va a decir o hacer (RAE)

La atención es una cosa extraña: puedes dividir y distribuir tu atención. Es posible hacer varias cosas al mismo momento, aunque hay un límite en el número de divisiones de la atención. Si al mismo momento conduces el coche, llamas por teléfono, comes un bocadillo e intentas buscar la ruta en el mapa tendrás resultados espectacularmente malos.

La atención realmente concentrada funciona como la fuerza atómica. En el momento que eliges un objeto para tu atención, verás este objeto con más brillo y claridad. Es como ajustar el objetivo de la cámara de fotos para enfocar la foto.

Si enfocas tu atención en algo, estás dando importancia a este objeto o tarea. Automáticamente esta acción disminuirá la importancia relativa de todas las otras cosas.

Todo el mundo sabe lo que es la atención. Es la toma de posesión por la mente, de un modo claro y vívido, de uno entre varios objetos o cadenas de pensamiento simultáneamente posibles.
— William James

La parte interesante de la atención es que puedes utilizarla, durante el día puedes enfocar tu atención en varias cosas. No todas las cosas puedes tener tu atención al mismo momento, pero sí es posible enfocarlas una por una.

Cinco consejos para concentrarte mejor

Si la atención es tan importante, ¿qué puedes hacer para concentrar esta atención?

  1. No te distraigas a ti mismo. Aunque estás trabajando con concentración, a veces tu subconsciente es capaz de tener ideas sobre un tema completamente distinto. La tentación de dar atención a la idea nueva es muy grande, pero ¡no lo hagas! Asegúrate de que siempre tienes un bloc de notas y un bolígrafo a mano, para poder capturar la idea y continuar con tu trabajo sin tener que preocuparte por perder la idea.
  2. Sé a dónde quieres llegar y cómo hacerlo. ¿Cuál es el resultado deseado? y ¿cuál es el próximo paso? La lista de Próximas Acciones te ayuda a enfocarte.
  3. Prestar atención a lo que tiene tu atención. Cuanto más pronto seas consciente de que ya no estás concentrado y estás pensando en otras cosas, más pronto podrás tomar acción.
  4. Vacía tu mente si está llena Cuando estás preocupado por algo, cuando notas un pequeño desequilibro emocional, o si no encuentras la concentración por cualquier otra razón, lo mejor que puedes hacer es coger una hoja de papel y vaciar tu mente y tu corazón escribiendo una larga lista. Muchas veces no hay que hacer nada más, solo apuntarlo para sentirte mejor.
  5. Controla tu energía. Concentración de tu atención requiere energía. Si estás cansado resulta más difícil concentrarte y puede ser mejor tomar una pequeña pausa para luego continuar.

Elecciones

Al final el trabajo de conocimiento es cuestión de hacer tus elecciones:

  • ¿Qué es lo que realmente deseas hacer ahora?
  • ¿A qué quieres dar tu atención?
  • ¿Y cuánta energía quieres invertir en la tarea actual?

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.