Convertir la Declaración de la Misión en acciones concretas

Es habitual que el equipo directivo de una empresa escriba los objetivos generales y los principios de operación de una empresa: la Declaración de la Misión. Esta declaración es la base para todo lo que hace la empresa. Como sabéis todos, una empresa no hace nada, son los trabajadores que, con todas sus pequeñas acciones, hacen que la empresa avance hacía sus metas. Obviamente, el reto es alinear las acciones de los trabajadores con la Declaración de la Misión.

Perspectiva

Si los trabajadores trabajan según el método GTD, todas sus acciones están relacionas a sus proyectos y áreas de responsabilidad, que a su vez dependen de las metas, su visión y sus valores. Dentro de la empresa también podemos identificar algunos niveles de perspectiva: además de la Declaración de la Misión existe un documento describiendo la visión de la empresa, luego hay los planes para los próximos 5 años y finalmente los proyectos empresariales.

Mappings

Para convertir la Declaración de la Misión de la empresa en acciones concretas de los empleados deberíamos primero mapear la misión a los otros niveles de perspectiva de la empresa. ¿Cómo influye la misión en los objetivos a largo plazo?

Una vez definidos todos los niveles de perspectiva, hay que hacer otro mapping para concretarlos en cada nivel de la organización. ¿Cual es la visión de cada área de negocio? ¿Cuáles son los objetivos a largo plazo de cada departamento?

Un sistema de productividad es personal

Para el último mapping, del departamento al trabajador, no podemos aplicar la misma estrategía. La experiencia ha enseñado que las listas de tareas y de proyectos creados por terceras personas no funcionan. Una lista de tareas es algo personal y si otros pueden añadir cosas a la lista pierdes la confianza en el sistema. Además, los empleados tienen una vida fuera del trabajo, y por tanto si usas la misión del departamento como base para la misión personal, seguramente faltaría una parte importante. Lo mismo pasa en los otros niveles: los empleados también tienen responsabilidades y proyectos que no tienen nada que ver con el trabajo.

Para realmente poder pasar la visión, los objetivos, las responsabilidades y los proyectos del departamento a los trabajadores hay que explicarles cuales son los niveles de perspectiva y ayudarles a construir su propio sistema de productividad. Los trabajadores tienen que conocer la visión y los objetivos del departamento, pero deberían ser libres al momento de definir su propios objetivos.

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.