No finalizado

Todos ya conocemos la ley de dos minutos. No obstante, aun encuentro mucha gente que no saben que esa regla solo se debe aplicar al procesar tareas y no al recopilar. En otras palabras: si mientras estás trabajando en una tarea tienes una idea estupendo para otra tarea, solo debes apuntarlo en un bloc de notas. Aunque puedes hacer la tarea en dos minutos, ¡no haces nada hasta el momento de procesar tus notas!

Hay una historia circulando por internet que demuestra perfectamente porque no debes aplicar la ley de dos minutos si estás trabajando en otra tarea:

He decidido regar las plantas del jardín. Mientras abre la manguera veo a mi coche que está muy sucio.

Anda hacia mi coche, pasando la puerta principal de casa y nota que hay correo nuevo en el buzón. Decido primero leer el correo antes de lavar el coche.

Pongo la llave del coche encima de la mesa, tiro la publicidad en la papelera debajo de la mesa y veo que está completamente llena.

Luego decido de poner el correo otra vez encima de la mesa para primero vaciar la papelera.

Pero, entonces me pensaba que si los contenedores de basura están cerca del buzón de correo, puede aprovechar el viaje para enviar los pagos de las facturas.

Voy hacia mi mesa en el despacho, donde encuentro la lata de Coca Cola que he dejado allí.

La lata se está calentando, y tengo que llevarla a la nevera para mantenerla fresca.

Mientras bajo hacia la cocina para guardar la lata de cola, veo un jarrón de flores que necesitan agua.

Dejo la cola en la mesa del pasillo y allí veo las gafas que he estado buscando toda la mañana.

Decido que debo guardarlas en el cajón de la mesa, pero primero voy a regar las flores.

Dejo las gafas otra vez encima de la mesa, voy a la cocina para llenar un recipiente con agua y veo el control remoto de la televisión. Alguien lo ha dejado en la mesa de cocina.

Seguramente no me recordaré donde esta el control remoto si voy a mirar la tele este noche, y por tanto decido llevarlo a la salón, pero primero voy a regar los flores.

Al regar las flores derrame un poco de agua al suelo.

Dejo el control remoto en la mesa y voy a buscar una toalla para limpiar el suelo.

Luego vuelvo al pasillo e intento recordarme que estaba haciendo.

Al final del día:

  • No he regado las plantes del jardín
  • No he limpiado el coche
  • No he vaciado la papelera
  • No he pagado las facturas
  • Tengo una lata de cola calienta en el pasillo
  • Las flores no tienen suficiente agua
  • No sé dónde está el control remoto
  • No puedo encontrar mis gafas
  • Y no recuerdo dónde he dejado la llave del coche

No sé por qué no he hecho nada, y sé que he estado muy ocupado durante el día porque estoy muy cansado.

Sé que es un problema serio, y voy a buscar una solución, pero primero voy a escribir algo para el Canasto…

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.