GTD con Moleskine

MoleskineEl Moleskine es sin duda el cuaderno de notas más popular entre los seguidores de [Organízate con Eficacia][2]. La mayoría de los propietarios usan su Moleskine para tomar notas y recopilar ideas, pero también es posible gestionar tareas con este bloc de notas.A continuación presento algunas ideas para adoptar el Moleskine (o cualquier otro bloc de notas) para Getting Things Done. Para aplicar estos consejos necesitas un cuaderno Moleskine, unos marcadores de Post-It y un bolígrafo. Marca la fecha Un Moleskine tiene 192 páginas, suficiente para muchas notas, pero algún día tendrás que reemplazarlo y archivar tus notas. Para facilitar la búsqueda en los Moleskines archivados pones la fecha de inicio en el lomo del cuaderno al estrenarlo y cuándo el cuaderno está lleno apuntas la fecha final. Así es fácil de reencontrar las notas de una reunión que has tenido en enero. Moleskine fecha Hacer apuntes Moleskine dentroEl Moleskine está pensado como bloc de notas, y por tanto está perfectamente adaptada para recopilar tus ideas. Puedes usar el marcador de página del Moleskine para marcar la página actual. Recomiendo guardar un espacio de 1cm a la izquierda de las notas para poder marcarlas más tarde al organizar tus notas y además recomiendo separar notas individuales con una línea horizontal. Es un buen costumbre anotar la fecha de tus notas al principio de cada página. Procesar tus notas Tus notas no tienen valor si no las conviertes en acciones y/o proyectos, y por tanto debes procesarlas frecuentemente. Empieza por la primera nota y procesa cada nota usando las dos preguntas ¿cuál es el resultado deseado? y ¿cuál es el próximo paso? Así, una por una, conviertes tus notas en Próximas Acciones, Proyectos, Citas,... Usa el espacio de la izquierda de la nota para marcarla como procesada, usando tu propio símbolo. Moleskine con marcadorSi acabas de procesar tus notas, puedes marcar la ultima página que has hecho con un marcador de Post-It para no tener que buscar la próxima vez que procesas tus notas. Además puedes usar los marcadores (de otro color) para marcar páginas con material de referencia para proyectos activos, para que no sea necesario copiar todo el texto y/o esquemas a un otro sitio. Es decir, marcas páginas que ya has procesado pero que contienen material de referencia que todavía necesitas. Gestionar listas Algunas personas usan su Moleskine no solo para notas; es todo su sistema de productividad que contiene también las listas de acciones y proyectos. Lo más fácil es empezar tus listas desde la última página y reservar una página para cada contexto (@casa, @oficina, @ordenador, Proyectos, En Espera,...). Marca cada contexto con un marcador de Post-It y apunta las tareas. Si la página está llena, simplemente traspasa las tareas activas a una página vacía para continuar allí. ¿Como usáis vosotros su bloc de notas? Deja un comentario para explicarnos tus trucos para el Moleskine.