Un día productivo

OrganizadoHay lectores que piensan que soy una persona muy organizada y eficaz por que escribo tanto sobre trabajar con eficacia. Pues no es la verdad; igual a la mayoría de vosotros me interese el tema de productividad precisamente por que suelo de olvidar cosas y me distrae fácilmente. Necesito organizarme para poder sobrevivir...Después varios años mejorando mi sistema de organización he llegado a un flujo de trabajo con que estoy bastante satisfecho. La base de todo es rutina: cada día tiene una estructura más o menos igual: 06:55 La alarma suena. La mayoría de los días me quedo cinco minutos más en la cama -- hasta las noticias, pero si me he acostado tarde puedo quedarme media hora más. Al levantarme voy al baño para lavarme la cara, y por que todavía estoy medio durmiendo me cuesta bastante tiempo. 07:10 A la cocina preparando café. Mientras espero tomo un zumo de naranja y arranca el ordenador. 07:15 Cojo el café y el bocadillo que he preparado el día anterior, y me siento delante el ordenador para desayunar. Primero abro mi Palm para consultar el calendario para hoy e iTunes para un poquito de música. Después leo mi correo personal en Thunderbird. Sé que es mejor hacer un par de tareas antes de consultar el correo, pero me cuesta despertarme y no recibo mucho correo personal. El resto de mi rutina de mañana consiste en pasar cinco minutos en TypingMaster para mejorar mi mecanografía, verificar si hay comentarios nuevos en mis bitácoras y si me queda más tiempo empiezo a leer algunos feeds en Google Reader. 07:45 Estoy completamente despierto y voy a ducharme y vestirme. 08:05 Listo para trabajar y aun me queda media hora antes de irme a la oficina. Los viernes uso este tiempo para ir al mercado y hacer las compras. Si tengo que ir al banco, también puedo hacerlo en este tiempo. Pero la mayoría de los días vuelvo al ordenador para trabajar en mis bitácoras, leer más feeds o escribir un par de correos. 08:35 Sincronizo mi Palm, cierro el ordenador y voy a la oficina. Estoy contento por que ya he finalizado algunas tareas. 08:55 Llego a la oficina y arranca mi ordenador. Mientras espero ya contesto algunas llamadas. Trabajo en el departamento internacional de una empresa de software, y para algunos clientes en Asia y Australia esto es el único momento que coincidimos en la oficina. 09:05 Sincronizo el Palm, miro en mi lista de tareas y empiezo a trabajar. Después las primeras llamadas, normalmente hay un momento bastante tranquilo, en que puedo avanzar con las tareas de la lista @oficina. 10:00 Leo el correo electrónico. Mis clientes se han despertado y empiezan a llamar y enviar preguntas por IM. Contesto todos las preguntas y hago apuntas en hojas de papel. Entre las llamadas y los chats trabajo en tareas pequeñas y proceso mis notas. 13:40 Aunque oficialmente trabajamos hasta las 13:30, nunca consigo salir a la hora. Sincronizo el Palm y voy a casa para comer. 13:55 Soy el primero que llego a casa, y por tanto me toque preparar la comida. Mientras la comida se está haciendo, a veces hago otras tareas en casa -- planchar y limpiar -- o leo las noticias en Google Reader. 14:25 Mi mujer ha llegado a casa, comemos e intercambiamos las experiencias de esta mañana. Mientras estamos comiendo miramos las noticias. 15:00 Me quedan 30 minutos. Normalmente paso estos minutos con mi mujer, leyendo un libro o mirando la tele, pero también puede ser que tengo energía y hago algunas tareas más en casa o delante el ordenador -- desde las listas @casa y @ordenador. 15:35 Vuelvo a la oficina para trabajar un par de horas más. 15:55 Cuando llego encuentro el teléfono sonando. Esta vez son los clientes en Europa que están al punto de ir a casa. Pasa una hora agitada más antes de que llegue la tranquilidad. 17:00 Proceso otra vez la bandeja de entrada de Outlook, y empiezo a las tareas grandes. Eso es la hora más productiva del día. Tengo tiempo de pensar tranquilamente sobre mis proyectos y hago algunas lluvias de ideas con MindManager. También es el momento de aprender nuevas funcionalidades de nuestro software. 19:30 Consulto el calendario y la lista de tareas para asegurarme que no he olvidado nada. Aun tengo media hora para arreglar estas cosas. 20:15 Voy a casa. Ya me siento un poquito cansado, y normalmente no hago muchas cosas mas... 20:40 Llego a casa. Una vez a la semana voy al supermercado para hacer las compras de la semana, pero normalmente en esta hora empieza mi Quality Time, y paso las horas con mis amigos o la familia. 21:00 Si cenamos a casa preparamos la cena y el desayuno para mañana. 22:00 Ahora realmente estoy cansado, y no puedo hacer muchas cosas productivas. Normalmente miro la tele, leo mi libro, jugamos, hablamos... Una vez a la semana intento usar esta hora para estudiar español. 00:00 Aunque intento acostarme antes, casi nunca lo consigo. El día ha sido productivo y mañana llegaré otra...

Jeroen Sangers

el Canasto, Carrer Magí Morera 29-1, Lleida, CT, 25006, Spain

Management consultant artesano y conferenciante de alto impacto especializado en la productividad 2.0 para personas, equipos de trabajo y organizaciones.