Mantén la bandeja de entrada sana con Sanebox

Sanebox

Si recibes muchos e-mail, vale la pena poder separar los mensajes importantes de los que no lo son. Tradicionalmente, lo podemos conseguir definiendo unas reglas para mover automáticamente los mensajes no importantes a una carpeta.

El problema de esta solución es que cada vez que encuentras una mensaje no importante en la bandeja de entrada, debes actualizar la definición de tus filtros para incluir este mensaje. Esto implica ir a la configuración de tu servidor de correo, buscar la regla y modificarla. En mi experiencia, este procedimiento es demasiado complejo y no funciona bien.

Las últimas semanas he estado probando el servicio Sanebox. Esta aplicación intenta facilitar la gestión de los mensajes no importantes. Al darte de alta en el servicio e introducir los datos de tu cuenta de correo, Sanebox evalúa todos los mensajes en tu cuenta para aprender con quién te comunicas a menudo. Luego monitoriza constantemente la bandeja de entrada y mueve todos los mensajes no-importantes a la carpeta @SaneLater para leerlo más tarde.

Cuando encuentras un mensaje poco importante que ha escapado a SaneBox en tu inbox, simplemente lo guardas en la carpeta @SaneLater para actualizar la configuración de SaneBox. De la misma forma puedes mover mensajes de la carpeta @SaneLater al inbox para indicar que estos mensajes son importantes.

Para facilitar el trabajo aún más, recibes cada día un correo con un resumen de los contenidos de @SaneLater con la posibilidad de mover estos correos a la bandeja de entrada con un clic en un botón.

Más carpetas

Además de la función básica para separar los correos importantes, también puedes utilizar otras carpetas para gestionar el correo. Por ejemplo, cuando recibes muchos mensajes en @SaneLater, puedes añadir @SaneNews para tus newsletters y @SaneBulk para recibos de compra y material de referencia. Otra carpeta interesante es @SaneBlackHole para borrar automáticamente todos los correos de una persona.

También puedes crear una carpeta para, por ejemplo, un proyecto actual y enseñar a Sanebox cuáles son los mensajes que deberían ir en esta carpeta.

Finalmente, hay dos carpetas para aparcar temporalmente mensajes: los mensajes en @SaneTomorrow vuelven mañana a la bandeja de entrada y los mensajes en @SaneNextWeek vuelven el lunes.

Como has visto, Sanebox ofrece muchas funciones. Mi consejo es empezar con la configuración básica y usa la carpeta @SaneLater durante un tiempo. Estoy convencido que te gustará.

6 comentarios en “Mantén la bandeja de entrada sana con Sanebox”

  1. Es una propuesta interesante. Hace ya un un tiempo que lo utilizo, pero la verdad es que es un poco complicado para los usuarios que no saben inglés. Además, el servicio es por tiempo limitado. A mi ya me dice que va a caducar mi suscripción y me pide que contrate el servicio para continuar. Por otra parte, mi sistema de organización es personal y necesito mis listas. No me interesa, en absoluto, las listas de Sane, por lo que, en este sentido, si fuera configurable sería perfecto.

    1. Como casi todas las buenas herramientas, Sanebox es un servicio de pago.
      Por cierto, no es necesario utilizar las listas de Sanebox. Puedes renombrar la carpeta SaneLater sin problemas. Además, también puedes usar Sanebox para automatizar otras carpetas. Sólo hay que añadirlas en la configuración.

      1. Jonathan Vila

        Jonathan Vila
        el 25 de Junio 2013


        “Como casi todas las buenas herramientas, Sanebox es un servicio de pago”, Jeroen te sigo por distintos medios porque me gustan mucho tus comentarios, pero con esa frase sencillamente me has sorprendido ( por decirlo de una forma agradable )…. supongo que ese “casi” no incluira Gmail, Google, Maps, Java !!, LibreOffice, la mayoria de distribuciones Linux, etc, etc……. -100

        1. Ufff… podemos tener una discusión muy larga sobre este tema…

          Cuando busca una solución, busco dos cosas: durabilidad de mi decisión y calidad. No tengo tiempo para cambiar cada mes de herramienta, ni cada año. La mejor garantía (o al menos una indicación) que una herramienta estará disponible en cinco años es que la aplicación da beneficios (en dinero o de otra forma) para la gente que la desarrollan.

          Por esta razón intento evitar proyectos que solo son un ‘hobby’. Si alguien se gana la vida con una aplicación es muy poco probable que cierre el proyecto. He encontrado que la gran mayoría de las aplicaciones gratis son proyectos hobby.

          Los ejemplos que has nombrado son la excepción, porque aunque son gratis, algunas dan grandes beneficios económicos a las empresas detrás de las soluciones y otras cuentan con una gran comunidad de voluntarios. Por cierto, no utilizo ninguna de las soluciones de tu lista, con la excepción de Linux para mis servidores.

          1. Jonathan Vila

            Jonathan Vila
            el 25 de Junio 2013


            Hola, bueno, en realidad es tu punto de vista y obviamente tu conoces tu experiencia y buscas el mejor punto. Pero estos temas mejor relativizarlos a nivel personal y no darlos como grandes verdades.
            Todos los productos que usamos , cobran de una forma u otra, pero eso no quiere decir que el unico modelo de supervivencia de un producto sea la del modelo de pago. Un ejemplo es tu blog, yo no pago por leerte y eso no lo hace menos interesante…obtienes tus beneficios de otra forma.
            Ejemplos como los que he dado hay millones, y por otro lado que sean de pago no garantizan continuidad ( Silverlight, MySpace, y podria nombrar algunos otros de pago que simplemente cerraron por no ofrecer beneficios…que es otro de los problemas de las aplicaciones de pago versus las open source donde hay una gran comunidad que las mantiene ).
            Tan solo queria plantear otro punto de vista para que todo aquel que lee tu blog ( que afortunadamente es mucha gente ) no se lleva una impresion muy particular de lo que es el mercado de aplicaciones.
            Un saludo.

            1. Tienes razón, que una aplicación sea de pago no es ninguna garantía que el proyecto continuará. No obstante, cuando elijo una herramienta necesito tener algún criterio.

              La mayoría de las herramientas que uso y pruebo son proyectos muy pequeños, muchas veces desarrollado por solo una persona. Desde mi perspectiva, la mayoría de las aplicaciones disponibles son de este tipo. Solo algunos proyectos (aunque muy visibles) tienen el soporte de una gran empresa o cuentan con una gran comunidad de voluntarios. Los proyectos grandes son la excepción y no he encontrado ningún indicador de la viabilidad de estos proyectos.

              Soy muy consciente que aplicando mi ‘regla’ elimino algunas opciones gratis que posiblemente podrían ser viables, y por otro lado mantengo algunas opciones de pago que no resistirán. Pero necesito algún filtro para decidir si una opción vale la pena de invertir mi tiempo.

              No estoy diciendo que nunca uso aplicaciones gratis, al contrario. Uso algunas herramientas de Google (aunque intento evitar publicidad), tengo un servidor con CentOS e incluso uso algunas pequeñas aplicaciones gratis como Caffeine. Pero en todos estos casos tengo claro qué aporto yo para el desarrollador.

              ¡Muchísimas gracias por tus aportaciones!

¿Quieres dejar un comentario?

El campo Nombre es obligatorio.
Es obligatorio especificar una dirección de e-mail. Esta dirección no será visible para los visitantes.
¡No olvides escribir tu comentario!