El poder de ficheros de texto

Fichero de texto

En mi ordenador tengo varias carpetas con cientos de documentos que no he abierto en los últimos 15 años. Son trabajos que hice en la universidad, documentación de las actividades que organicé en Holanda, cartas que he escrito al banco, etc…

No abro estos documentos, porque están hechos con aplicaciones que ya no tengo: WordPerfect 5.1, DeskTop Publisher, aplicaciones programadas por mi y un montón de otra aplicaciones de las cuales no recuerdo ni el nombre. Seguramente existen maneras de abrir o convertir algunos de estos ficheros, pero no quiero invertir tiempo.

Sólo algunos ficheros antiguos aún puedo leer sin ningún problema: los ficheros .TXT. Es el único formato que funcionaba en mi primer ordenador (un Philips con un disco duro de 20Mb) y que seguramente todavía usaré de aquí a 20 años.

Todos los demás formatos, incluso los de las aplicaciones libres, seguramente dejaran de existir en algún momento. Por esta razón, intento usar ficheros TXT cuando puedo.

En mi teléfono guardo unos 300 ficheros de texto con mis notas: ideas para artículos, listas de control, información útil, planes, notas de reuniones…

También este artículo lo he empezado como un fichero de texto en mi teléfono cuando tenía la idea para este post. Unos segundos más tarde ya tenía el fichero en la carpeta de Dropbox en mi ordenador, desde dónde estoy finalizando el texto.

Markdown

Si necesito indicar el formato del texto, uso la sintaxis de Markdown. Si por ejemplo quiero indicar que una palabra tiene que ser en cursiva en el texto publicado, pongo la palabra entre asteriscos: *esto será cursiva*. La documentación explica exactamente cómo puedes crear cabeceras, enlaces, listas, etc.

El gran beneficio de Markdown es que todavía puedes leer el texto sin problemas, algo que no sería el caso si utilizara algo como HTML para dar formato.

Etiquetas

Algunas de las aplicaciones modernas para gestionar material de referencia, por ejemplo Evernote, ofrecen funciones avanzadas como la posibilidad de etiquetar documentos. Yo, simplemente pongo mis etiquetas al final de los documentos de texto, usando una arroba para indicar que se trata de una etiqueta. Los buscadores en los sistemas operativos actuales permiten buscar por texto dentro de los documentos y encuentran fácilmente todos los textos etiquetados.

Formato final

Obviamente, no siempre puedo publicar documentos con solo texto. Cuando se trata de, por ejemplo, material para mis cursos, tengo que importar el texto en otra aplicación para crear un fichero PDF que incluye, por ejemplo, el logotipo.

En mi opinión, este es otro beneficio de trabajar en texto: tener dos fases estrictamente separadas. Primero, redacto el texto y finalmente, me preocupo de la presentación visual.

De cada publicación guardo ambas versiones: el fichero de texto y el formato publicado. Así me aseguro de poder acceder a la información dentro de 20 años.

18 comentarios en “El poder de ficheros de texto”

  1. Me parece una excelente política la de escribir en archivos txt. Así no dependes de ninguna aplicación concreta para disponer de tus textos. Además, separas claramente el proceso de escritura de la edición y el aspecto visual.
    A mí me has convencido completamente.

    1. La separación de la escritura de la maquetación es el beneficio más grande. Me permite concentrarme mejor, resultando en mejores textos.

  2. Llevo años insistiendo en ello y pocas veces encuentro apoyo. Otras ventajas que tiene es que se pueden usar sistemas de gestión de código (como GIT) para fusionar documentos de varios redactores, por ejemplo, o de varios proyectos.

    Aparte, gracias a herramientas como pandoc, el paso a formatos maquetados como DOC, HTML, PDF, etc… es inmediato, sobre todo partiendo de Markdown.

    Hace unos días estuve jugueteando con markdown+pandoc y escribí una entrada que puede ser interesante aunque sólo sea como curiosidad. Link.

    Saludos!

    1. Una opción interesante.

      Personalmente no soy muy fan de aplicaciones en la web y prefiero algo como ByWord para escribir.

      Además, para convertir MarkDown a HTML no necesitas ninguna aplicación externa, porque la base de MD es un script para hacer exactamente esto.

      1. Lo de la herramienta online es lo que andábamos debatiendo un colega y yo (en parte en el blog). Para HTML no hace falta nada especial, pero es muy cómodo poder renderizar a docx o pdf directamente. Le echaré un ojo a ByWord! Saludos.

        1. He apuntado la herramienta pandoc, aunque no creo que voy a necesitar mucho. Habitualmente cuando creo ficheros PDF quiero maquetar algo más que sólo añadir el logotipo.

          1. Yo he descubierto hace poco el sistema de Templates que tiene. Es muy rudimentario, pero lo probaré cuando genere texto de manera automática (es otro de los motivos de usar archivos planos). Muchas veces genero informes o documentación desde aplicaciones, como Matlab. Aquí está el apartado de templates en el manual y aquí un par de ejemplos.

            El manual de MongoDB [PDF] es un ejemplo de PDF generado con pandoc (me acabo de enterar buscando).

            Fuente

  3. Sin dudas el archivo básico de texto es uno de los elementos más flexibles en el arsenal de cualquier profesional. Siempre se pueden abrir, bajo cualquier programa y no por nada se los utiliza frecuentemente como medio de intercambio entre aplicaciones. Larga vida al “.txt”!!!

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: Balance - Hora de Recargar las Pilas

  4. Por eso las páginas Web y los programas de script web siguen funcionando, ya que son textos planos etiquetados.

    Yo también suelo utilizar mucho el bloc de notas para empezar textos que después maqueto. Pesan poco, son legibles, compatibles para cualquier aplicación… ¿Qué más se puede pedir? Sí: viva el minimalismo, porque la mayor parte de las veces usamos cosas que no son necesarias, cosa que nos distrae.

  5. Juan Manuel García

    Juan Manuel García
    el 18 de Febrero 2013


    Excelente post. Realmente los ficheros *.txt tienen muchas ventajas como comentas en tu excelente post. Me gustaría añadir que si además los creas utilizando una aplicación más cómoda que el editor de textos en windows, el proceso se hace además más cómodo.
    Yo personalmente utilizo WriteMonkey, que me permite trabajar a pantalla completa y sin distracción alguna, el formato de salida es un txt pero es muy agradable escribir sobre esta interfaz. Además es portable, de modo que lo he ubicado dentro de dropbox para disponer de él en varios equipos.
    Otra aplicación de para escribir ficheros txt con pantalla a texto completo, es el plugin de Chrome “writebox” que se integra con dropbox.
    Un cordial saludo y enhorabuena por tus post
    Juan Manuel

  6. Carlos

    Carlos
    el 19 de Febrero 2013


    Y otra aplicación multiplataforma, a pantalla completa y que, además, permite guardar en Open Document, es FocusWriter. Yo también me voy inclinando, cada vez más, por aplicaciones sencillas, de pocas opciones.

    1. Gracias por compartir esta información. Voy a ver qué tal está FocusWiter.

  7. Bueno, en mi sistema, que va a salir pronto publicado

    :) Bailecito de la victoria :)

    abogo consistentemente por los ficheros de texto como herramienta de productividad. En mi opinión, son mejor opción que evernote y casi cualquier alternativa, porque su flexibilidad es infinita y hoy en día con servicios de nube como dropbox, pues te los puedes llevar a cualquier parte.

    No sé que más decir, sino darte las gracias por estar de acuerdo conmigo :) y bueno, y por compartir tu experiencia con la gente.

    Como apunte decir que markdown se puede combinar con html sin problemas y lo hago a menudo en mi blog para algunos artículos que necesitan un estilo especial de tipografía.

  8. Oskar Ruiz

    Oskar Ruiz
    el 19 de Febrero 2013


    Pues yo hace mucho tiempo que combino el uso de archivos TXT para textos más o menos cortos, tipo notas o recopilaciones de información, junto con los archivos RTF, que también he visto que son igualmente atemporales, y además permiten ciertos formatos y organización más adecuada para grandes extensiones de texto.

    También es un formato multiplataforma y compatible con cualquier aplicación ofimática.

    Un saludo.

    1. Cuando trabajo con textos largo, simplemente uso varios ficheros de texto, una por sección. Luego creo otro fichero con el índice.

  9. José López

    José López
    el 22 de Febrero 2013



    Estoy totalmente de acuerdo con el uso de ficheros de texto y lo importante que es no depender de la herramienta que se usó para crearlo.

    Quisiera aportar una herramienta que utilizo al programar para buscar algún texto dentro del código. Se trata de la aplicación Sublime Text http://www.sublimetext.com/2

    Princialmente el uso que hago en mi caso es para mis proyectos de c++, cuando cambio una función que afecta a varios módulos o quiero saber dónde llamo a esa función, con sublime text con Ctrl+shift+F puedo buscar dentro de los archivos .cpp que se encuentren dentro del directorio actual o en subdirectorios a partir de esa ruta que yo le indico.

    Además de poder buscar, mostrarme el texto y la ruta del archivo, me permite abrirlo con la misma herramienta y modificar su contenido.

    Es muy potente y la ventaja es que puede buscar dentro de archivos de texto plano como txt, html, csv, cpp y demás archivos que puedas abrirlo con cualquier aplicación como gedit, bloc de notas, etc. Lo único que le falta es que pueda buscar dentro de los archivos de word, openoffice o pdf.

    Creo que es ideal para buscar en árticulos en texto y lo bueno es que está para linux, OS X y windows.

    Un saludo.

    1. Creo que podría empezar un blog nuevo sobre editores de texto.
      Personalmente trabajo con BBEdit, aunque he leído muchas cosas buenas sobre Sublime Text.

  10. Muy interesante el artículo.

    Yo comencé a implementar mi sistema GTD en archivos *.txt hace un par de años y el Bloc de notas de Windows se ha convertido en una herramienta imprescindible para mí.

    Creo que muchos de los que no somos informáticos o no tenemos grandes conocimientos técnicos, no reparamos en lo útiles que pueden llegar a ser los ficheros de texto plano hasta que alguien nos los descubre.

    Llegué a este método de implementación buscando una forma sencilla y gratuita de sincronizar mis listas con Android y he encontrado que la combinación Bloc de notas + Dropbox es, de lejos, el mejor y más sencillo sistema de los que he probado…

    Saludos,

    Ricardo

¿Quieres dejar un comentario?