Arrancando los motores

Arranca motorHe vuelto de mis vacaciones y después de estar desconectado por tres semanas es hora de arrancar los motores otra vez. Una cosa importante de saber sobre motores es que necesitan tiempo para calentarse y por tanto no es buena idea volver de su viaje al último día de las vacaciones. Necesitas tiempo para prepararte para la vida laboral. En mi caso había tres fases distintas:

1. Debriefing

Lo primero es cerrar las vacaciones bien. Si has ido de viaje, seguramente tienes una maleta llena de ropa sucia para limpiar y material para guardar. También he visitado la familia para contarles todo sobre nuestras aventuras de las últimas semanas.

2. Repaso

Con las vacaciones cerradas, pero antes de ir a la locura de la oficina, he hecho un Repaso Semanal profundo. Primero he procesado todos las notas hechos durante las vacaciones (siempre llevo un bloc de notas, incluso a la playa) y he decido las acciones a tomar para cada correo en la bandeja de entrada. También he abierto Google Reader para procesar todos los mensajes en la categoría esencial y eliminar los mensajes en las categorías normal y prueba (tengo otra categoría interesante que dejo en Google Reader porque si me quedo tiempo quiero leer eses mensajes). Después he revisado la lista de Algún Día/Quizás dónde he aparcado casi todos mis proyectos antes de las vacaciones para ver en qué proyectos voy a trabajar en la primera semana laboral.

Antes de irme de vacaciones he imprimido mi mapa vertical con mis responsabilidades, metas a corto y largo plazo y visión y durante mi estancia en el extranjero he revisado dicho documento. Es increíble cómo cambia la perspectiva si estás lejos de la vida diaria. He definido algunas metas nuevas y durante el repaso he definido los correspondientes proyectos.

3. Prepararse

Con mi sistema revisado y actualizado, casi estoy listo para volver a trabajar. El único que me quedo es prepararme. Como han pasado tres semanas, ya no tengo toda la información relacionada a mis proyectos presente. Por eso he revisado las carpetas con el material de soporte de los proyectos, para que si un cliente me llama por el estado de un proyecto le puedo contestar directamente sin perder tiempo. Además es poco profesional si un cliente pregunta por un tema que para él es realmente importante y tú no tienes ni idea de qué está hablando porque has estado fuera.

Una vez pasado por esas tres fases tengo los motores arrancados y calientes; ¡estoy listo!

No hay comentarios en “Arrancando los motores”

¿Quieres dejar un comentario?